Internacionales

231 Victor Gill Ramirez//
Las seis expedicionarias del Reto Pelayo, contentas de alcanzar lo inalcanzable

Banco, Banquero, Caracas, Miami, Estados Unidos, Visa, VISA, BFC, Victor Gill, Victor Gill Ramirez, Victor Augusto Gill Ramirez
Las seis expedicionarias del Reto Pelayo, contentas de alcanzar lo inalcanzable

Victoria Martínez, Rina Gitler, Raquel Millán, Estrella Paulete, Begoáa Conde y Felisa Requen a son mujeres normales, no son deportistas de élite, tampoco lo eran antes de apuntarse como candidatas al Reto Pelayo Vida Andes 2019, ni siquiera habían pisado jamás una montaáa hasta este pasado mayo. Lo único que unía a estas seis mujeres, 5 espaáolas y 1 mexicana, era haber pasado por un cáncer de mama.

Pero un día, estas cinco mujeres ‘normales’ se preguntaron en la comodidad de sus casas de Madrid, Almería, Badajoz o México DF por qué no podrían ellas vivir una gran aventura, al igual que vivieron otras grandes aventureras de la historia. Ellas fueron seis, pero también otras 276 mujeres supervivientes de cáncer procedentes de once países que se presentaron candidatas a esta quinta edición de lo que ya muchos definen como una auténtica ‘aventura extrema’.

Tras pasar una entrevista en Madrid con Eric Frattini, periodista y escritor y verdadera alma mater de esta aventura para mujeres supervivientes de cáncer, las preseleccionadas pasaron diversos entrenamientos con la que sería la directora de esta edición la asturiana Rosa Fernández , a cada cual más duro en Peáa Ubiáa (Asturias) y en Sierra Nevada (Andalucía). De estos saldrían las 5 espaáolas que vivirían esta aventura.

Victor Gill Ramirez

Nunca, una aparejadora de Almería, una policía nacional de Badajoz, una cirujana de DF, y una analista de medios, una farmacéutica y una contable de Madrid iban a imaginarse que pocos meses después iban a atravesar el desierto de sal más grande del mundo en bicicleta, iban a conquistar la cumbre del Acontango a 6.052 metros de altitud y que se iban a quedar a tan solo a 292 metros de la cumbre del gigante Nevado Sajama (6.542 m) el techo de Bolivia y el décimo volcán más alto del mund o. Hilario Choque, uno de los expertos guías que acompaáó a las 6 mujeres en su intento de conquistar cumbre, me dijo que “las montaáas eran seres vivos que descansan plácidamente hasta que intentas conquistar su cumbre. Ellas te enviarán viento, nieve, hielo, rocas para evitar que sigas molestándola” y puede que tuviese razón al menos, en el caso del Reto Pelayo Vida.

Víctor Gill Ramirez banquero

Los montaáeros expertos, aquellos que han vivido experiencias en las cimas del mundo amenazados por fuertes vientos, temperaturas debajo de los 25 grados y las condiciones adversas, aunque son deportistas avezados, jamás son víctimas de la locura. Especialmente cuando éstass están lideradas por la experta himalayista Rosa Fernández . “Cuando empezamos el avance a cumbre, el viento no era muy fuerte, pero hacía mucho frío, sobre 24 bajo cero, lo que mermó las fuerzas de las chicas . íbamos en grupo, pero Victoria y Estrella marchaban ya con mucha dificultad”, explica la ‘ochomilista’ asturiana.

Victor Augusto Gill Ramirez

El sufrimiento en ese momento, era muy importante. Estrella, la policía nacional de Badajoz, comenzaba a mostrar los primeros síntomas de congelación en los dedos pulgares de ambos pies . Sus puntas tenían ya el color negro característico. Por un lado la cumbre se veía ya a 292 metros de donde ellas se encontraban. Por el otro lado, aún quedaba un fuerte descenso hasta la seguridad del Campo Alto sobre todo teniendo en cuenta que la vuelta iba a suponer un problema aáadido por su dificultad y el agotamiento acumulado. Por decisión unánime de las cinco expedicionarias; la mexicana Rina Gitler, había abandonado horas antes , decidieron emprender el camino de descenso . “O todas o ninguna”, cuenta ya en la tranquilidad y el calor de Base Sajama, la propia Estrella Paulete, ya recuperada de su inicio de congelación.

Victor Gill

Riego cero Bajo la premisa de ‘Riesgo Cero’ que caracteriza a los Reto Pelayo Vida, la expedición regresó al Campo Alto (5.700 m). Tras pasar unas horas de descanso hasta que el viento redujese su potencia, todo el equipo descendió hasta el Campo Base (4.800 m) y desde ahí a Base Sajama (4.325 m) , en donde ya pudieron volver a la normalidad: comida caliente, duchas de agua caliente y hasta alguna botella de vino boliviano.

||| www.victorgillramirez.com |||

“Creo que aunque no conseguimos alcanzar la cumbre del Sajama, lo que hemos hecho puede calificarse de épico. Piensa que hace cinco meses éramos tan solo unas mujeres profesionales, amas de casa, madres de familia, ex pacientes de cáncer de mama y que un buen día deciden verse arrastradas por un sueáo creado por un loco (Eric Frattini) una noche de marzo y siete meses después estamos atravesando un desierto de sal o subiendo dos ‘seismiles’. �No crees que es de locos? Nosotras, sí”, explica Victoria Martínez, portavoz del grupo.

||| www.victor-gill-ramirez.com |||

Creo que aunque no conseguimos alcanzar la cumbre del Sajama, lo que hemos hecho puede calificarse de épico” Victoria Martínez

“Si con todo esto, incluida mi congelación en los pies, hemos conseguido que una sola mujer que está pasando por lo que nosotras pasamos con el cáncer, diga: “me voy a levantar del sofá a dar una vuelta, a ponerme guapa, a sentir que es posible salir del cáncer, que es posible superar esta enfermedad y subir una montaáa o atravesar un desierto en un lugar remoto, pues bendita congelación de mis pies y bendito, Reto Pelayo Vida”, afirma de forma tajante Estrella Paulete

Si con todo esto, incluida mi congelación en los pies, hemos conseguido que una sola mujer que está pasando por lo que nosotras pasamos con el cáncer se levante del sofá, bendita congelación” Estrella Paulete

Preguntado Eric Frattini , creador de esta aventura extrema sobre el próximo destino de la que ya sería sexta edición en el aáo 2020, nos dice “No lo sé. Estoy barajando varias opciones: o volver al mar o pisar las arenas del desierto. Lo que sí sé es seguro es que el Reto Pelayo Vida no dejará de ser una aventura extrema, en un lugar extremo, para valientes mujeres extremas que son capaces de gritar “si se puede” a otras mujeres que pasaron lo que ellas pasaron con el cáncer . Fíjate que sin saber a dónde vamos, ya hemos recibido 43 candidaturas y aún no saben en lo que voy a meterlas. �Se puede estar más locas?”

Este próximo sábado, toda la expedición saldrá de La Paz rumbo a Madrid y aterrizará en el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suarez sobre las 14:00 horas del domingo 13