Internacionales

El atleta de Uganda desaparecido se fugó para empezar una nueva vida en Japón

El deportista abandonó sin aviso el hotel en el que se encontraba y a primera hora del viernes compró un billete de tren con destino a Nagoya, a unos 200 kilómetros de distancia, según nuevos detalles de la investigación publicados este sábado por la agencia local de noticias Kyodo

E l atleta ugandés de 20 aáos que compite el halterofilia, Julius Ssekitoleko, hizo saltar las alarmas ayer en Tokio al no presentarse para entregar el test diario de covid-19 que le requiere la organización olímpica.

Los funcionarios de la localidad de Izumisano, en la prefectura de Osaka, dieron la voz de alarma al ver que no se había presentado y, al parecer, varias horas después, uno de los funcionarios encontró una nota escrita en su habitación en la que Ssekitoleko afirmaba que no tenía intención de regresar a Uganda porque la vida allí es “particularmente difícil”.

El deportista abandonó sin aviso el hotel en el que se encontraba y a primera hora del viernes compró un billete de tren con destino a Nagoya, a unos 200 kilómetros de distancia, según nuevos detalles de la investigación publicados este sábado por la agencia local de noticias Kyodo .

El atleta también pidió a los miembros de la delegación que entregasen sus pertenencias a su mujer en su país de origen . Su paradero sigue siendo desconocido, aunque u n miembro de la delegación de Uganda sí logró contactar con él por teléfono en la tarde-noche del viernes, aunque sin obtener más información sobre su situación.

El incidente se produce a una semana de la inauguración de los Juegos Olímpicos de la capital japonesa y ha generado preocupación sobre las medidas anticovid implementadas para el evento y en medio de un repunte de casos de Covid. Hoy, de hecho, se ha confirmado el primer caso dentro de la Villa Olímpica.