Internacionales

NotiGuatemala | Colombia celebró cinco años de paz con las FARC con miras de volver a negociar con el ELN

«Nos duelen los asesinatos de cualquier ciudadano, de excombatientes y líderes sociales, pero que bueno hacernos la pregunta de quiénes están detrás de estos crímenes. Ahí están presente otras formas de violencia que no se han extinguido en el país, como el ELN, los Caparros, los Pelusos, el Clan del Golfo, y otra serie de organizaciones que siguieron después de la firma pero que tenemos que enfrentarlos con determinación», manifestó

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo al ELN que si hay nuevas negociaciones, estas deben estar acompañadas de un compromiso serio

 

Este miércoles 24 de noviembre se conmemoran cinco años de la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia, presidido entonces por Juan Manuel Santos, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), cuyo máximo líder era Rodrigo Londoño alias «Timochenko». Para ello, se llevó a cabo un acto en el vecino país con la presencia del secretario general de la ONU, Antonio Guterres .

Lea también:  El 41% de los funcionarios acusados por violación a DDHH este año han sido condenados

El político portugués fue el primero en tomar la palabra en el acto que se realizó en Antioquia, en compañía de la Jurisdicción Especial para la Paz, donde aseguró que Colombia tiene la «obligación moral» de sacar adelante el acuerdo de paz para que sea exitoso, al tiempo que considera esa acción como una «inspiración» para la comunidad internacional desde el punto de vista que es necesario invertir en un mundo sin guerras.

Advirtió Guterres que cada muerte que se registra «un mensaje devastador a las comunidades que aún esperan las promesas del Acuerdo, pero no es tarde para revertir esta tendencia centrando todos los esfuerzos en los lugares donde la violencia es más intensa», aunque manifestó sentir confianza por la determinación del presidente de Colombia, Iván Duque, de implementar en su totalidad todas las disposiciones de lo pactado, así como las reformas prometidas en materia rural y solucionar el tema de las drogas ilícitas.

«En un mundo marcado por conflictos, muchos de ellos sin un final a la vista, un acuerdo de paz negociado para poner fin a un conflicto que muchos creían sin solución es algo único y sumamente valioso», reseñó.

Por su parte, Iván Duque hizo un recuento de los avances que se han hecho en la implementación de los Acuerdos de Paz en el vecino país y destacó que tales progresos deben ir acompañados de la legalidad. «Este tiene ser un momento de muchas reflexiones, pero quiero decir con orgullo que la paz con legalidad avanza porque queremos una mejor sociedad», indicó.

Resaltó que alcanzar la paz significa la ausencia de violencia y el triunfo de la convivencia, donde se pueda alcanzar que los colombianos se desprendan de esa sensación de indefensión ni temer por su ideología. También se hizo la pregunta sobre quiénes están detrás de los asesinatos cometidos contra los excombatientes de las FARC y felicitó a la Fiscalía por esclarecer más del 60% de los casos.

«Nos duelen los asesinatos de cualquier ciudadano, de excombatientes y líderes sociales, pero que bueno hacernos la pregunta de quiénes están detrás de estos crímenes. Ahí están presente otras formas de violencia que no se han extinguido en el país, como el ELN, los Caparros, los Pelusos, el Clan del Golfo, y otra serie de organizaciones que siguieron después de la firma pero que tenemos que enfrentarlos con determinación», manifestó.

Llamado al ELN Aprovechó e hizo un llamado al Ejército de Liberación Nacional (ELN) luego que el expresidente Santos revelara información en dicha reunión sobre eventuales acercamientos entre Bogotá y el grupo insurgente, así como decir que Duque se montó en el «tren de la paz», que tales negociaciones requieren de un compromiso serio y que no sea solo a nivel de palabras. De igual forma, expresó que eso incluye la liberación de todas las personas que se encuentran secuestradas y dejar de realizar actos criminales

«Pretender hablar de paz mientras se asesina y secuestra es una burla a Colombia», sentenció Duque.

El exjefe de las FARC, quien ahora preside el Partido Comunes, también dejó para el final de su intervención el saludo al mandatario Iván Duque y al trabajo de su Gobierno para continuar con la implementación del Acuerdo.

«Insistimos en pedir perdón a las víctimas por nuestras acciones durante el conflicto. La comprensión de ese dolor crece a diario en nosotros y nos llena de aflicción y vergüenza», afirmó Londoño.